TLC, LA TRAVESÍA COMERCIAL MÁS GRANDE DE COLOMBIA

A partir de hoy Colombia y Risaralda se embarcan en la principal travesía económica de la que el país tenga conocimiento en su historia, a través del Tratado de Libre Comercio (TLC) con los Estados Unidos, un acuerdo que tardó 6 años en ser firmado y que le da la posibilidad al país de competir y llegar al mercado más grande del mundo en bienes y servicios, que cuenta con más de 308 millones de habitantes y que registra un ingreso per cápita anual que alcanza los 47.400 dólares.
Sin lugar a dudas esta iniciativa es considerada por muchos sectores económicos como la oportunidad perfecta que necesitaba un país en desarrollo como Colombia, pero también es vista como el principio del fin para muchas pequeñas empresas, que no tienen la capacidad tecnológica de competir con el sistema empresarial del "gigante del norte?.
Buscando respuestas a este panorama, El Diario del Otún hace un análisis de los sectores que recibirán mayor beneficio y aquellos que tendrán que remar más fuerte para lograr la competitividad necesaria.
Confección
No cabe duda que el sector ganador para Risaralda con el acuerdo es el sector textil y confección, que por años se consolidó como uno de los motores principales de la economía local, así lo demuestran las más de 120 compañías de esta industria que hay en Pereira y Dosquebradas hoy.
Jhon Jaime Jiménez, presidente de la Cámara de Comercio de Dosquebradas, aseguró que los productos textiles serán los primeros de Risaralda que llegarán a suelo norteamericano este 16 de mayo y enfatizó que el crecimiento del sector con el acuerdo está garantizado.
"Hoy el sector confección risaraldense produce mensualmente 1 millón de pantalones vaqueros o también llamados bluyín, esta producción aumentará con el TLC y esperamos que la colocación de nuestros productos se vaya ejecutando progresivamente, ya que hasta ayer los productos textiles que ingresaban a territorio norteamericano pagaban un arancel que alcanzaba el 18 %, con el tratado este gravamen será de cero %?, dijo.
Turismo
Otro de los sectores que se espera tenga un positivo comportamiento es el turístico, para Javier Mejía Ochoa, presidente de la Cámara Colombiana de Turismo, las posibilidades de expansión son muchas y para ello desde Risaralda y el Eje Cafetero se viene trabajando en la estrategia Ruta del Café.
"La Ruta del Café no tendrá nada que envidiarle a las rutas turísticas de otros países, sabemos de la importancia de esta estrategia para consolidar el sector y para ello venimos trabajando?, explicó Mejía Ochoa.
Sin embargo para que este objetivo se consolide, el ejecutivo señaló que debe existir una mejor conectividad aérea y terrestre. Según datos del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, hoy al país ingresan anualmente un millón 600.000 turistas internacionales, con el TLC se espera que esta cifra al 2014 aumente a 4 millones.
Mipymes
Aunque al parecer las Micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) serán las que tendrán el mayor reto de competitividad con el TLC, Acopi Regional Centro Occidente a través de su directora ejecutiva Adriana Rivera Arboleda, se mostró optimista y catalogó la iniciativa como una oportunidad de conquistar nuevos mercados y no un retroceso como se ha querido mostrar por algunos sectores económicos.
Rivera Arboleda aseguró que entre las claves principales que el microempresariado risaraldense tendrá que tener en cuenta, se destacan el aprovechamiento del apoyo gubernamental dentro de su estrategia de innovación y el apoyo tecnológico.
Para Acopi el hecho de que el 95 % de las empresas risaraldenses sean Mipymes, reflejan la importancia de apuntarle a los procesos de innovación buscando ser competitivos.
Comercio
Por su parte Mauricio Vega Lemus, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Pereira, expresó que las posibilidades para una ciudad como Pereira caracterizada por su impulso comercial, son innumerables.
"El abanico de oportunidades tanto para el comerciante como para el consumidor es amplio, la oportunidad de encontrar productos sin arancel y a precio bajo marcará una tendencia a tener en cuenta en el comercio local, contrario a lo que se pueda experimentar en el sector productivo que tendrá que impulsar su posicionamiento en el mercado norteamericano?, dijo Vega Lemus, al tiempo que recordó que las proyecciones de exportación apuntan a un crecimiento en el primer año de TLC del 15 %.
Agricultura
Mientras gran parte de los sectores económicos nacionales se muestran a favor del acuerdo comercial, otros sectores como el agrícola esperan un panorama no tan favorable.
José Alirio García, presidente de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (Anuc) en Risaralda, catalogó la entrada en operación del TLC como gravísimo para el sector agrícola, ya que señaló que hoy Colombia no posee la tecnología para competir contra los Estados Unidos.
Un ejemplo claro de este panorama, la presentó el coordinador del programa de Aguacate del Comité de Cafeteros de Risaralda, Norberto Rincón Buriticá, quien señaló que aunque el aguacate se perfila como un producto primordial en el sector agrícola del país, este por el momento el departamento no está preparado para llegar al mercado norteamericano, ya que los volúmenes de producción no son los adecuados para apostarle a una exportación de ese nivel.
Según cifras del gobierno colombiano, Estados Unidos importa anualmente más de 1000 millones de dólares en esta fruta, pero Risaralda solo produce 12.000 toneladas al año.

Otro sector para tener en cuenta
Otro de los sectores que se espera tenga un alto impacto es el ganadero. Según Sebastián Londoño Jaramillo, presidente del Comité de Ganaderos del Centro, son necesarias reformas y acciones importantes con el fin de mitigar los efectos del acuerdo en el país.

El acondicionamiento de la infraestructura rural, regional y nacional, es relevante, no se puede pensar en ser competitivos si no existen los canales de distribución adecuados para que los productos puedan llegar a su destino.

Londoño añadió que llegó el momento de que la ganadería se reinvente y enfatizó que así como entrarán innumerables productos americanos también ingresará al país tecnología de punta.

"Hay un periodo de desgravación largo en muchos productos que tendrá que ser utilizado de manera adecuada para ser competitivos en el futuro?, expresó Londoño.
? Según cálculos de la Comisión de Comercio Internacional con base en Estados Unidos, gracias al TLC las exportaciones estadounidenses a Colombia podrían aumentar en un 10%, cerca de 1100 millones de dólares, y las importaciones en unos 487 millones de dólares.

? Estados Unidos para el semestre enero-junio del año 2011, fue el segundo destino de exportación en el departamento con una participación del 13,5 %.
? En el semestre julio-diciembre del 2011 Venezuela registró la mayor participación en un 14,4 %, seguido de Estados Unidos donde se exportó el 12,2% y Perú 11,1%.

A partir de hoy Colombia y Risaralda se embarcan en la principal travesía económica de la que el país tenga conocimiento en su historia, a través del Tratado de Libre Comercio (TLC) con los Estados Unidos, un acuerdo que tardó 6 años en ser firmado y que le da la posibilidad al país de competir y llegar al mercado más grande del mundo en bienes y servicios, que cuenta con más de 308 millones de habitantes y que registra un ingreso per cápita anual que alcanza los 47.400 dólares.

Sin lugar a dudas esta iniciativa es considerada por muchos sectores económicos como la oportunidad perfecta que necesitaba un país en desarrollo como Colombia, pero también es vista como el principio del fin para muchas pequeñas empresas, que no tienen la capacidad tecnológica de competir con el sistema empresarial del "gigante del norte?.

Buscando respuestas a este panorama, El Diario del Otún hace un análisis de los sectores que recibirán mayor beneficio y aquellos que tendrán que remar más fuerte para lograr la competitividad necesaria.
Confección:
No cabe duda que el sector ganador para Risaralda con el acuerdo es el sector textil y confección, que por años se consolidó como uno de los motores principales de la economía local, así lo demuestran las más de 120 compañías de esta industria que hay en Pereira y Dosquebradas hoy.
Jhon Jaime Jiménez, presidente de la Cámara de Comercio de Dosquebradas, aseguró que los productos textiles serán los primeros de Risaralda que llegarán a suelo norteamericano este 16 de mayo y enfatizó que el crecimiento del sector con el acuerdo está garantizado.
"Hoy el sector confección risaraldense produce mensualmente 1 millón de pantalones vaqueros o también llamados bluyín, esta producción aumentará con el TLC y esperamos que la colocación de nuestros productos se vaya ejecutando progresivamente, ya que hasta ayer los productos textiles que ingresaban a territorio norteamericano pagaban un arancel que alcanzaba el 18 %, con el tratado este gravamen será de cero %?, dijo.

Turismo:
Otro de los sectores que se espera tenga un positivo comportamiento es el turístico, para Javier Mejía Ochoa, presidente de la Cámara Colombiana de Turismo, las posibilidades de expansión son muchas y para ello desde Risaralda y el Eje Cafetero se viene trabajando en la estrategia Ruta del Café.
"La Ruta del Café no tendrá nada que envidiarle a las rutas turísticas de otros países, sabemos de la importancia de esta estrategia para consolidar el sector y para ello venimos trabajando?, explicó Mejía Ochoa.
Sin embargo para que este objetivo se consolide, el ejecutivo señaló que debe existir una mejor conectividad aérea y terrestre. Según datos del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, hoy al país ingresan anualmente un millón 600.000 turistas internacionales, con el TLC se espera que esta cifra al 2014 aumente a 4 millones.

Mipymes:
Aunque al parecer las Micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) serán las que tendrán el mayor reto de competitividad con el TLC, Acopi Regional Centro Occidente a través de su directora ejecutiva Adriana Rivera Arboleda, se mostró optimista y catalogó la iniciativa como una oportunidad de conquistar nuevos mercados y no un retroceso como se ha querido mostrar por algunos sectores económicos.
Rivera Arboleda aseguró que entre las claves principales que el microempresariado risaraldense tendrá que tener en cuenta, se destacan el aprovechamiento del apoyo gubernamental dentro de su estrategia de innovación y el apoyo tecnológico.
Para Acopi el hecho de que el 95 % de las empresas risaraldenses sean Mipymes, reflejan la importancia de apuntarle a los procesos de innovación buscando ser competitivos.

Comercio:
Por su parte Mauricio Vega Lemus, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Pereira, expresó que las posibilidades para una ciudad como Pereira caracterizada por su impulso comercial, son innumerables.
"El abanico de oportunidades tanto para el comerciante como para el consumidor es amplio, la oportunidad de encontrar productos sin arancel y a precio bajo marcará una tendencia a tener en cuenta en el comercio local, contrario a lo que se pueda experimentar en el sector productivo que tendrá que impulsar su posicionamiento en el mercado norteamericano?, dijo Vega Lemus, al tiempo que recordó que las proyecciones de exportación apuntan a un crecimiento en el primer año de TLC del 15 %.

Agricultura:
Mientras gran parte de los sectores económicos nacionales se muestran a favor del acuerdo comercial, otros sectores como el agrícola esperan un panorama no tan favorable.
José Alirio García, presidente de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (Anuc) en Risaralda, catalogó la entrada en operación del TLC como gravísimo para el sector agrícola, ya que señaló que hoy Colombia no posee la tecnología para competir contra los Estados Unidos.
Un ejemplo claro de este panorama, la presentó el coordinador del programa de Aguacate del Comité de Cafeteros de Risaralda, Norberto Rincón Buriticá, quien señaló que aunque el aguacate se perfila como un producto primordial en el sector agrícola del país, este por el momento el departamento no está preparado para llegar al mercado norteamericano, ya que los volúmenes de producción no son los adecuados para apostarle a una exportación de ese nivel.
Según cifras del gobierno colombiano, Estados Unidos importa anualmente más de 1000 millones de dólares en esta fruta, pero Risaralda solo produce 12.000 toneladas al año. 
Otro sector para tener en cuenta:
Otro de los sectores que se espera tenga un alto impacto es el ganadero. Según Sebastián Londoño Jaramillo, presidente del Comité de Ganaderos del Centro, son necesarias reformas y acciones importantes con el fin de mitigar los efectos del acuerdo en el país. El acondicionamiento de la infraestructura rural, regional y nacional, es relevante, no se puede pensar en ser competitivos si no existen los canales de distribución adecuados para que los productos puedan llegar a su destino. Londoño añadió que llegó el momento de que la ganadería se reinvente y enfatizó que así como entrarán innumerables productos americanos también ingresará al país tecnología de punta. "Hay un periodo de desgravación largo en muchos productos que tendrá que ser utilizado de manera adecuada para ser competitivos en el futuro?, expresó Londoño.

? Según cálculos de la Comisión de Comercio Internacional con base en Estados Unidos, gracias al TLC las exportaciones estadounidenses a Colombia podrían aumentar en un 10%, cerca de 1100 millones de dólares, y las importaciones en unos 487 millones de dólares. 
? Estados Unidos para el semestre enero-junio del año 2011, fue el segundo destino de exportación en el departamento con una participación del 13,5 %.
? En el semestre julio-diciembre del 2011 Venezuela registró la mayor participación en un 14,4 %, seguido de Estados Unidos donde se exportó el 12,2% y Perú 11,1%. 

Fuente: Periódico el Diario del Otún


Fecha: 16 de Mayo de 2012
Lugar: Pereira
Regresar
Califique esta Publicación
Puntuación: / Votos: 0

Area de comentarios

Deja tu comentario: